Demetrio Muñiz: ‘Todo es cubaneable, el rock, el soul o la música clásica’

Entrevista a Demetrio Muñiz por Rubén Caravaca | Cambio 16 - nº 2111 - año 2012

Entrevista a Demetrio Muñiz por Rubén Caravaca | Cambio 16 – nº 2111 – año 2012

Reproducimos a continuación el texto integro de la entrevista a Demetrio Muñiz realizada por Rubén Caravaca y publicada el 25 de junio de 2012 en las páginas 54 a 57 del número 2111 de la revista Cambio 16.

Al final del artículo puedes ver la entrevista completa en PDF tal como fue publicada en la revista.

Demetrio Muñiz: “Todo es cubaneable, el rock, el soul o la música clásica.”

Director de Cuban Sound Project y coproductor de la factoría Buena Vista Social Club, es toda una institución en la música latina. Por eso cuando afirma que “anteayer reinó la timba, ayer Buena Vista, hoy el ‘reggaetón’. Siempre habrá un mañana y un espacio para todas las tendencias de la música” solo queda añadir ‘amén’.

Cuban Sound Project es un proyecto ideado y dirigido por Demetrio Muñiz, director de la Orquesta de Ibrahim Ferrer, arreglista y coproductor de los discos de la factoría Buena Vista Social Club (Omara Portuondo, El Guajiro Mirabal, Ibrahim Ferrer o Afro cuban Alls Stars) entre otros muchos trabajos discográficos y de directo. Recientemente se presentó en Madrid y tuvimos la oportunidad de realizar este combate dialéctico tan singular. (Rubén Caravaca).

¿Cómo definirías Cuban Sound Projet?

Cuban Sound Project es una orquesta jazz band reducida (3 trompetas, 1 trombón, 2 saxos, piano, bajo acústico, percusión cubana y voces masculina y femeninas). Su objetivo se basa en la idea básica de que todo es cubaneable, que estilos como el rock, el soul, la música clásica, el swing, el blues o el pop pueden ser llevados a la música cubana sin que pierdan su esencia. Que la sonoridad de la orquesta jazz band puede ser recreada y de cierta manera ‘refrescada’.

¿En qué se diferencia de otros? ¿qué tiene de innovador?

Se diferencia en las orquestaciones y en el enfoque de los estilos. El orquestador tiene la responsabilidad de darle a la música un toque personal que la diferencie en lo posible del resto del panorama sonoro. El director tiene la función de darle a esas orquestaciones, los matices y colores necesarios. Con todo eso más el inapreciable aporte de los músicos se conforma la sonoridad de una orquesta y, por consiguiente, la unión de todos esos detalles marca la diferencia. Creo que lo innovador está en la sonoridad y en el concepto mismo del proyecto.

¿Quién es realmente Demetrio Muñiz?

Demetrio Muñiz es en mi opinión un músico cubano que ha tenido las puertas de su mente y de su vida abiertas para todas las tendencias, géneros y estilos de la música. Desde la Orquesta Cubana de Música Moderna y la Vieja Trova Santiaguera, pasando por Buena Vista Social Club, Rhythms de Mundo y el cabaret Tropicana ha dado todo de sí y a cambio ha recibido lo más importante: conocimientos, experiencia y múltiples satisfacciones en muchos de los mejores y más importantes aspectos de la vida.

Lo innovador de este proyecto está en la sonoridad y en el concepto mismo del proyecto, en la unión de todos esos detallesDemetrio Muñiz

¿De cuál de los proyectos en los que has participado te sientes más orgulloso? ¿Por qué?

Me siento orgulloso de todos los proyectos que he emprendido, independientemente de la importancia que tengan cada uno de ellos. Lo siento así porque todas y cada una de las personas que participaron en esas aventuras musicales y humanas me enseñaron algo y sembraron en mí valores que conformaron mi carrera, mi personalidad y mi vida.

¿Cuál te hubiera gustado realizar y no lo has logrado?

No soy de los individuos que se trazan metas, sencillamente he andado el camino y he aprovechado las oportunidades que el camino me ha ofrecido. A veces he dejado el principal y he tomado otros, pero todo ha sido a base de trabajo duro y dedicación.

¿El boom de la música cubana de los 90 fue un espejismo? ¿Qué queda de todo aquello? ¿Sigue siendo la Isla de la Música o fue una moda bien orquestada por la industria musical anglosajona?

Aparte del boom de los 90 hubo otro extraordinario en los 50. Una explosión de la música cubana que marcó esa inolvidable época como la era de oro de la música popular en el mundo, las orquestas cubanas brillaron junto a las grandes bandas de jazz de los EEUU y fueron lanzadas al estrellato por su muy bien engrasada e inteligentemente estructurada maquinaria mediática. El boom de los 90 le dio una nueva oportunidad a la música cubana de sacar la cabeza dentro de la multitudinaria amalgama de estilos, fusiones, géneros que conformaron el enloquecido final del siglo XX. De nuevo el público mundial se reencontró a través de la Vieja Trova Santiaguera, Buena Vista Social Club, Afrocuban All Stars, Cubanismos y otros proyectos de características similares con sonoridades que habían desaparecido del gran mercado, desplazados por el rock, el pop, la salsa y otros importantes estilos y géneros. Aparejados con esta explosión se pusieron en venta toneladas de CD y otros soportes conteniendo música cubana y latina de todos los tiempos, tipos y colores. Conclusión: una sobresaturación del ya maltrecho mercado del disco que nos ha llevado a un momento como el actual en que es bastante difícil encontrar una propuesta musical atractiva, equilibrada e innovadora y en el que es casi imposible vender un disco.

No soy de los individuos que se trazan metas, sencillamente he andado el camino y he aprovechado las oportunidades que me ha ofrecidoDemetrio Muñiz

¿Se ha adulterado de alguna manera, como ha ocurrido con las músicas de otros lugares, para adaptarla al consumido pop?

Creo que no debemos hablar de adulteración, hay un término menos ácido, digamos que se han hecho, se siguen haciendo y se harán fusiones entre estilos, que son absolutamente necesarias y válidas en un mundo en que no solo se globalizan las crisis, en un mundo donde puedes hallar todo tipo de información y por consiguiente de música en tu propia casa. Con solo accionar unas pequeñas teclas la información circulara a cientos de bips por segundo y tendrás a tu disposición toda la música que no podrás escuchar en una vida. Ahora bien, en el camino para lograr un resultado óptimo en la música hay que realizar cientos de experimentos, como en la ciencia. En la música, a diferencia de las ciencias, casi todos los experimentos llegan al público de una manera u otra y ahí es donde escuchas cosas que sí debes clasificar como adulteraciones y con calificativos todo lo severos que quieras y no ser injusto. Conclusión: diariamente escuchamos muchos temas que no son más que meros experimentos que ayudan a globalizar el criterio de que todo está mal y no es así, hay compositores e intérpretes que están haciendo cosas muy buenas, verdaderas obras de arte, ahora, en este mismo momento, y están cercados porque a la difusión llega casi todo, y en ocasiones lo malo, con su volumen, eclipsa lo bueno.

¿Se renueva el jazz, la música tradicional y las grandes bandas siguen siendo hegemónicas?

Por problemas económicos las grandes bandas hace tiempo no son rentables, y como está el panorama ahora mismo, no las veo ejerciendo hegemonía alguna. La música tradicional debe difundirse mucho más en los medios porque forma parte de la cultura popular (la cultura de todos). No creo que deba renovarse, más bien tiene que conservarse, promoverse, respetarse. El jazz es un género que ha sabido abrirse un espacio en el gusto de un selecto segmento de los admiradores de la música, yo diría que representan al grupo más cultivado de los melómanos, estos a su vez son los oyentes más abiertos y exigentes que puedas hallar, pues como el jazz es una tendencia de la música que siempre ha estado revolucionándose sin medidas ni complejos, ha captado al segmento más open. Dentro del mundo del jazz he conocido infinidad de intérpretes y seguidores que aman la música cubana, la música de concierto, el rock y todo tipo de música que esté abierta a los cambios lógicos y saludables.

¿Qué nombres nuevos destacarías?

Vamos a ver, ahora mismo en la escena musical cubana lo que está reinando es el reggaetón: su ritmo contagioso y por qué no, monótono y uniforme. Los característicos nombres de los grupos. Sus coros sencillos, fáciles de aprender y sus letras absolutamente libres de límites de cualquier tipo lo han convertido en paradigma expresivo de la mayoría del público actual, no sólo de la gente joven. Las personas de más de 20 tararean los coros y se saben muchos de los temas que a veces critican, los temas son radiados, denostados y difundidos por los mismos medios, los temas de reggaetón se escuchan en casi todas las actividades sociales. Además, esto no quiere decir que la gente ya no baile y cante timba, son, salsa o boleros. Muchos de los que disfrutan del reggaetón bailan con Los Van Van o La Charanga Habanera y también conocen y cantan sus temas. Creo que fue Fray Luis de León quién recordaba el Eclesiastés, si mal no recuerdo, que hay un tiempo para todo, también hay un tiempo/espacio para tod@s en la música. Anteayer reinó la timba, ayer Buena Vista, hoy el reggaetón. Siempre habrá un mañana y un espacio para todas las tendencias de la música.

¿El bloqueo de Estados Unidos perjudica su difusión, comercialización, conocimiento impidiendo un mayor desarrollo autónomo, dependiendo por ello de compañías de otros lugares, perdiendo importantes recursos que se quedan fuera del país y una mayor visibilidad como nación?

El bloqueo afecta todos los aspectos de la vida en Cuba y a los países y entidades que tienen interés de comerciar con ella, esto incluye por supuesto a la música. Creo que el bloqueo es un error mal concebido. Con él, los sucesivos gobiernos de EEUU nos han convertido en víctimas de una política obcecada y han asumido el papel del grande abusador que pega al pequeño, ese papel no lo aplaude nadie.

¿Hasta qué punto cultura, música y política están relacionadas?

La cultura es la carta de presentación de las naciones. Tras un gran país (no estoy hablando de dinero, armas y cantidad de habitantes) hay una gran cultura.

¿Cultura y música se utilizan políticamente en tiempos de bonanza y son abandonadas a su suerte cuando las crisis estallan?

Las crisis destruyen los valores de todo tipo que la mayoría de las personas han asumido y construido con no poco esfuerzo. En ese dramático punto se encuentran actualmente cientos de miles de ciudadanos en todo el mundo. Poco importa, en mi opinión, que un gobierno o institución abandone a su suerte la cultura cuando lo que está en juego es la vida. Ya habrá tiempo para recordar los lejanos tiempos de bonanza, mal aprovechados en muchos de los sentidos por gobiernos, países y personas.

¿Cómo ve nuestro panorama musical?

Siempre veo las cosas como parte de un todo, no puedo sacar a España del escenario donde se desarrolla la dramática trama de esta “puesta en escena económica” que trae al pairo a buena parte del mundo. Este es un país de música y de músicos que ha aportado y aporta maravillosas obras e intérpretes al panorama musical mundial. Espero que sobrevivan a esta locura y sigan dándonos maravillas y guardándonos con el cariño de siempre un espacio entre ellos.

Entrevista a Demetrio Muñiz por Rubén Caravaca – Cambio 16 – nº 2111 – año 2012 | PDF